DESDE MI

ESCRITORIO

Bienvenido a nuestra sección de Artículos, cuyo fin es ayudarte a enriquecer tu relación personal con tu creador. Desde mi escritorio es la sección de artículos semanales escritas por pastor Osmar.

Atentamente: 
Familia de Dios Ministries
Aquí hay un lugar para ti.

COMO AFRENTAR LOS PROBLEMAS DE LA VIDA

Hoy Quiero hablarte acerca de un hombre extraordinario, Ungido, lleno de poder, pero al final humano como tu y yo. Alguien a quien Dios uso en una generación similar a la generación en la cual tu y yo vivimos. Hoy en pleno siglo XXI las cosas no están tan diferentes de los días del profeta Elias. Oro al Espíritu Santo para que a medida lees este Articulo seas ministrado por su poder e infinito amor.

 

No era un día común y corriente para los habitantes de aquella región; Había alegría debido a un milagro ocurrido,(la sequía había desparecido) sin embargo; mientras algunos llevaban sus vacas a pastar, ya que el personaje quien es objeto de nuestro articulo el día de hoy, había Orado para que la sequía Desapareciese.

 

¡Era un momento glorioso! Dios había respondido a la oración de aquel profeta. Así que no era un día muy común y corriente para los habitantes de aquellas regiones aledañas. Sin embargo a un día de camino mientras todos celebraban por contar con la alegría que produce la lluvia al agricultor. El profeta se encontraba de luto, había tristeza en el, y mientras todos continuaban con sus vidas el estaba siendo presa de opresión, y del desaliento. 

 

LEAMOS UN POCO EL CONTEXTO PARA PODER ENTENDER NUESTRO ARTICULO.

1 Reyes 19:4-16. 

4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.

5 Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come.

Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse.

7 Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta.

8 Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.

9 Y allí se metió en una cueva, donde pasó la noche. Y vino a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías?

10 El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

11 El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto.

12 Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado.

13 Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?

14 El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

15 Y le dijo Jehová: Ve, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco; y llegarás, y ungirás a Hazael por rey de Siria.

16 A Jehú hijo de Nimsi ungirás por rey sobre Israel; y a Eliseo hijo de Safat, de Abel-mehola, ungirás para que sea profeta en tu lugar.

 

Apenas unos días atrás Dios lo había usado de una forma inimaginable. Había retado a los falsos profetas de baal, movido por el celo de Dios en su corazón y, Había un desenfreno en la fe del pueblo de Dios. Así que no solo había retado a aquellos profetas sino; que declaro que el Dios que respondiera a aquella petición con fuego a ese Dios habrían de servir. Así, que pudo contemplar el respaldo de Dios, pues fue el quien respondió con fuego según lo declara 1 Reyes 18:36-40. sin embargo; esta mañana se encontraba en un lugar desconocido. irónico, mientras otros se alegraban el Huía. 

Después de ver a Dios obrar a través de fuego, había declarado una apalabra que acabo con la sequía. acto por el cual nadie le dijo gracias Elias! hiciste un gran trabajo. Nadie se le acerco en la plaza mientras el caminaba a comprar sus alimentos y le dio una palmadita en la espalda y le dijo: gracias a tus oraciones la sequía a desaparecido. Nadie fue agradecido con Dios mucho menos con el perfecta del Señor. Elias se encontró con un panorama totalmente opuesto al que me imagino yo, el esperaba.

 

Las circunstancias lo habían llevado a este lugar. Agotado por el cansancio producido por un día de camino despierta debido a que alguien lo estaba despertando. Elias, Elias, despierta!

 - Quien eres tu? Por que me llamas por mi nombre? Pregunto Elias? Como me conoces? - Era nada mas y nada menos que el Angel del Señor. Le traía un desayuno fresco. Creo que eso fue muy alentador. 

 

Cabe mencionar que ademas del sabroso desayuno, había una palabra especifica para El. (levantate y come) Sin embargo; desfallecido no solo por el cansancio físico, sino; el   cansancio producido por el estrés y el acoso demoniaco del cual era objeto. El profeta volvió a dormirse. No habían fuerzas en El. 

 

¿Te haz sentido así alguna vez en tu vida? Te preguntaras; esa Historia me suena conocida. 

Quizá te parezca conocida! ya que así es como nos sentimos muchas veces. Dios nos ha mostrado su gloria a través de muchas formas, sin embargo; al igual que el profeta después de recibir una llamada telefónica con una mala noticia, nos sucede lo mismo que a Elias. Recibió una llamada de Jezabel, no le basto y le envío un mensaje de texto y ademas le pego la amenaza en su muro de Facebook. Esto provoco un síndrome de olvido en Elias.  Se olvido que Dios lo había usado de una forma jamas antes vista. 

El temor se apodero de el, la llama ardiente de su fe se vio extinguida debido a la noticia que estaba recibiendo. Lo estaban amenazando de muerte. Esto lo llevo a huir, había creído la mentira que había escuchado. Ahora estaba en un lugar desconocido, pero Dios tenia un plan b para el profeta. Gloria a Dios por ello.

La palabra del Señor nos enseña en Salmos 112:6-7.

6. Por lo cual no resbalará jamás; En memoria eterna será el justo.

No tendrá temor de malas noticias; 

   Su corazón está firme, confiado en Jehová.

 

Elias ahora se encontraba frente a aquel ser quien destellaba paz, mucha paz a través de su mirada tierna. Le había proveído alimento, y una palabra muy certera, pero el volvió a dormirse. Era momento de despertarlo una vez mas. (1 Rey 19:7 Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta) tanto en el verso 5 como en el 7 le dice: Levántate y come, porque largo camino te espera! esto no es mas que un indicativo del carácter de Dios para con sus hijos. Los ayuda a atravesar sus momentos difíciles de la vida. esos momentos de turbulencia y desolación. Ademas de su aliento les da provisión. eso es justamente lo que hizo con Elias. Dios nunca va a preguntarte simplemente por tus fallas sin ayudarte a encontrar la salida. Eso es asombroso, y el profeta lo pudo experimentar en carne Propia.  

 

Era el momento de continuar. se había cometido un error. Era hora de hacerse a un lado y dejar a Dios ayudar para reparar el daño cometido. Sin embargo; si tu y yo somos lo bastante honestos, sabremos que no es tarea fácil. Porque no es tarea fácil? No es fácil debido a que esto implica ser confrontado en algunas áreas, reconocer que nos hemos equivocado, muchas veces no es fácil y ademas requiere de mucha valentía y humildad. Reconocer cuan vulnerables somos actuando en nuestras propias fuerzas muchas veces no es fácil pero gloria a Dios que tenemos al Espíritu santo que nos ayuda en nuestras debilidades. 

 

Era el Momento de sacar al profeta de aquella situación, pero antes habría que saber si el profeta estaba en la disposición de ser ayudado.

 

Según nos relata el verso 8. Después de haber comido una segunda vez. camino 40 días hasta Horeb el monte de Dios. Dios va a su encuentro y lo haya curiosamente en una cueva. 

El verso 9. Dios le hace la pregunta; que haces aquí Elias?

Dándole a entender, este no es tu lugar Elias!. Hay un propósito para tu vida.! Yo tengo algo mas que una cueva para ti.

Te ha pasado que hay etapas en la vida donde experimentamos perdidas que parecieran ser irreparables, y todo lo que hacemos es Simplemente desconectarnos de todo y nos encerramos en el dolor presente. Olvidando así las promesas de Dios para nosotros. 

Regularmente los seres humanos tenemos dos reacciones no saludables cuando nos toca afrontar dolor en la vida. y algo similar estaba viviendo este hombre de Dios. Esto es lo que regularmente hacemos.Acudimos a la represión o a la Supresión. 

 

 

  1. A. La Represión: es cuando yo inconscientemente intento bloquear un pensamiento de dolor o una situación que causa dolor en mi ser y en mi mente. Como se puede caer en esto? por ejemplo: cuando las personas están atravesando etapas difíciles y sin darse cuenta se vuelven esclavos del trabajo, esclavos de las relaciones ilícitas, esclavos del sexo, y muchas mas. Es mas se intenta llenar aquel vacío espiritual con algo material, todo con el único objetivo de evadir aquel presente. Por otro lado encontramos a la supresión.

  2. B. La Supresión: Es cuando conscientemente intentas bloquear un pensamiento o situación que causa dolor (es cuando dices: no pensare en eso, no pensare en eso)

  •  

  • AMBAS SON UNA NEGACIÓN:  y Dios no quiere reprimas o que suprimas lo que sientes o peor aun el no quiere que huyas! el quiere que lo expreses a El. Cuando haces eso estas camino a tu sanidad.

Mateo 5:4. Dice: 4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

 

Únicamente encontraras consolación cuando Decidas acudir al único que en verdad tiene la respuesta a lo que estas viviendo. Su Nombre es Jesús y el murió por ti y por mi. El ya pago el precio, El ya lo hizo todo por amor a ti.

 

Era Momento de tomar una decisión: Quedarse en aquella cueva o salir y afrontar la situación. El verso 10 dice que Dios le hablo y le dijo: SAL FUERA. En otras palabras yo no entrare por ti. Tienes que salir. Debes tomar una decisión ahora mismo. La respuesta a esta situación Elias no depende de mi, depende de ti!

Elias tuvo que dejar el sentimiento de desolación, y de incertidumbre que estaba viviendo y volver a creerle a aquel que lo había llamado. Así que decidió salir de aquella cueva, fue entonces que recibió instrucciones respecto a lo que debía hacer.

 

No se cual sea tu situación ahora mismo pero Dios te dice: Sal de tu cueva! Yo estoy aquí para ayudarte. Yo te ayudare a vencer tu situación. Tu problema es mi problema, tu tristeza es mi tristeza pues eres mi hijo.

 

Ora conmigo. Querido Dios no se como salir de esto. he agotado todos los recursos. No se cual es el siguiente paso, pero una cosa se y es que tu tienes poder para sacarme de aquí. Declaro en el nombre de Jesus que tu me sostendrás como hasta hoy lo haz hecho, y saldré victorioso de aquí. Lo que hoy vivo simplemente es un puente para llegar a donde tu me quieres llevar. Gracias por amarme. Se que de la misma forma en que ayudaste a Elias lo harás conmigo. Muchas gracias en el nombre de Jesús Amen!

 

Queremos saber de ti escríbenos al enlace que aparece bajo este articulo o llámanos será una enorme bendición saber de ti.